Blogia
Izquierda Socialista de Segovia por la defensa de los Derechos Humanos

El Defensor del Consumidor

La UCE exige una Agencia Regional de Seguridad Alimentaria

«Es la peor noticia que me podía haber dado», reconoció el presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE) de Castilla y León, Prudencio Prieto cuando atendió la llamada de este periódico y supo, a través del teléfono, de la muerte de dos leoneses como conscuencia de la variante humana de la enfermedad de las vacas locas. «Si actuamos con un criterio serio y honesto habrá que decir la realidad de lo que estamos viviendo», declaró Prieto después.

«Las previsiones ya indicaban un periodo de incubación largo», comenta el presidente de la agrupación de consumidores que, sin embargo, tiene sus dudas sobre que «se produzca de verdad esta situación y los casos sigan esta trayectoria, o que todavía se sigue dando al ganado productos no autorizados», añade.

Prieto reclamó ayer la puesta en marcha de una Agencia de Seguridad Alimentaria en la región. «Que nos diga alguien qué están haciendo, cómo están las cosas, pero sin utilización de vocablos 'políticos', sino que puedan ser comprendidos por los ciudadanos».

El representante de la agrupación se preguntó también si se conoce con seguridad cómo se tratan, a dónde van y con que fines los derivados de los compuestos cárnicos. «Las autoridades sanitarias no pueden mirar para otro lado y tienen que intervenir con valentía, porque la impresión que tenemos es que los perjudicados somos los de siempre, lo que nos obligará de nuevo a ser temerosos. ¿Que lo digan rápido y que lo entendamos todos!», agregó Prudencio Prieto.
 
CONSEJOS DE CONSUMO
Cerebro y vísceras: Los priones causantes de la enfermedad se acumulan en el cerebro, los tejidos nerviosos y algunas vísceras del animal. En los mataderos se eliminan ahora estos materiales, que no llegan al mercado.

Piensos animales: Los piensos elaborados con harinas procedentes de animales han sido prohibidos en la Unión Europea.

Trazabilidad: Los animales sacrificados en Castilla y León deben contar con una guía que permita seguir toda su historia, desde el nacimiento, hasta su alimentación y el lugar de sacrificio, así como dónde se lleva a cabo su despiece. Esta información debe estar disponible en la carnicería donde se compra la carne.

Edad: Sólo está permitido el consumo de animales jóvenes, de hasta 18 meses.

Prevención: No consuma de las vacas vísceras, tejidos nerviosos, ganglios o intestinos procedentes de ganado y de mataderos que no han sido controlados sanitariamente.
 Fuente:http://www.nortecastilla.es/20080408/castilla-leon/exige-agencia-regional-seguridad-20080408.html 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres